buscar

Pues que sí, que como reza nuestro anuncio, las comuniones han pasado volando, literalmente...

Marta pudo volar en su reportaje, un rato divertido que nos ayudaba a todos en general a mitigar ese calorcillo del sol primaveral al que además se unían los inevitables nervios y las ganas de terminar cuanto antes la sesión de fotos ¿verdad Marta...? ;-)

Felicidades guapa y agradecer la confianza a sus padres por su voluntad y paciencia..

Gracias.

 

 

No te obsesiones con la comunión. Hagámosle esas fotos para que tenga un bonito recuerdo de su niñez, y que la comunión no sea la excusa para las fotos ¡Todo por los recuerdos! éstas serán el único testigo el resto de su vida, así que trátalas como un bien preciado y convéncete para que él o ella, el chico o la chica, disfrute reviviendo estos momentos, tal y como nos hubiera gustado a los que fuimos a EGB.

Os dejo una muestra de Mauro ¡Gracias Papis!

 

Empiezan las inquietudes de los papis por las comuniones ¿qué fotos hacer o, qué se hace o...?

Tranquilos, les haremos fotos pensando no en la comunión, que también, pero lo importante es que cuando sean mayores estén agradecidos a sus padres por tener un bonito recuerdo de su niñez. Ya está.

(Gracias papis de Aroa)

 

Aunque se resiste la primavera a querer el mes de abril, aprovechamos el reportaje de Olga para recordar que estamos en plena vorágine de comuniones y disfrutando con nuestros pequeños y pequeñas grandes protagonistas. Las imágenes de Olga, en plena costa alicantina, en Jávea, Xàbia, nos recuerdan la climatología que estamos teniendo estos días, intermitente, inestable, nubes que vienen y que van, pero que pueden tener su encanto y un motivo más de recuerdo para el día de mañana. Desde aquí el agradecimiento a los padres por su confianza e implicación y a Olga, pues, por ser tan 'profesional' posando, una maravilla de xiqueta.


 

La reportaje de comunión que os muestro aquí son fruto del bienestar. El bienestar que produce estar con gente muy agradecida contigo, que te da rienda suelta, que no pregunta por nada porque su confianza en ti es absoluta, porque son buena gente y estar con ellos en la misma celebración hace que te sientas un invitado y no un fotógrafo en 'pleno curro'. Desde aquí mis más sinceras gracias por hacerme sentir todo esto que, al final, influye en el trabajo que se llevan a casa y que yo lo tildo de joya, un 'pedazo' de recuerdos en un magnífico libro para disfrutar toda la vida. Gracias Papis, en verdad os digo todo esto. Javi, chavalote, cuando seas mayor mirarás muchas veces estas imágenes. GRACIAS!