buscar

Dar un paseo al atardecer por la encrucijada de calles y contemplar la 'hora dulce'  -sí, justo ese intervalo en que el sol tiñe de naranja medio cielo para terminar en un azul intenso- desde la Altea mediterránea, és uno de esos placeres alcanzables que uno se puede dar cuando le venga en gana. Altea significa mucho para nuestros protagonistas y por este motivo decidieron realizar su reportaje de postboda en este bello municipio de la Marina Baixa. El imponente corte de Miguel y Sara mezclándose entre los últimos destellos de sol dibujaban escenas verdaderamente románticas y cuando la oscuridad acababa imponiéndose al día, nuestra pareja resplandecía de nuevo, manteniendo esa luz que son ellos dos.

Gracias de nuevo, por vuestra confianza, por vuestra amistad. Os deseo lo mejor.

Por supuesto, gracias Vicent por tu aportación y ayuda, y gracias Sentiu.

Os dejo unas imágenes.

 
01a
24a
04a
03a
02a
26a
06a
05a
07a
08a
09a
10a
11a
12a
13a
14a
15a
16a
17a
18a
19a
20a
21a
22a
23a
Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 3 =

 He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad